¿Sabías que… la viña es un cultivo tradicionalmente de secano y, por tanto, no se riega? En el Penedès se conserva y respeta esta tradición y así se consiguen unos vinos con sabores y aromas más intensos gracias al microclima mediterráneo de inviernos suaves y veranos no excesivamente calurosos.