En 1995, al constatar algunas de las consecuencias del cambio climático, Nadal apuesta por iniciar la elaboración de vinos blancos dulces. De la cosecha de 1998 nace la NADAL 1510, el primer vino dulce de Botrytis Noble natural producido en España.